Queridos Hermanos en Cristo,

Quería aprovechar la posibilidad que me ofrecen las RR.SS. para haceros llegar mi más profundo agradecimiento por permitirme disfrutar del honor de representar a nuestra querida Hermandad de Los Gitanos de Madrid.

Todos sabéis del inmenso cariño que le tengo a mi hermandad y, por extensión, a todos los hermanos que la componen. Este cariño me obliga a tomar la dolorosa decisión de renunciar al cargo de Hermano Mayor que ocupo hace apenas un año.

Es una decisión difícil y dura pero que he de tomar al resultarme del todo imposible compaginar la vida laboral con las obligaciones que el puesto requiere para ser cubierto con el celo y el esmero que merece.

Quisiera hacer hincapié en el cariño que he recibido de todos vosotros, en especial de aquellos que me acompañaron en la Junta de Gobierno en esta etapa tan intensa de la que tanto he aprendido.

Que el Señor de La Salud y Su Bendita Madre os cuiden siempre.

Juan Ignacio Migens Sainz

 

Comentarios cerrados.